Fundada en Florencia en 1860 como taller, tienda y escuela de relojería, durante muchas décadas Panerai suministró a la Armada italiana en general, y a su cuerpo de buceo especializado en particular, instrumentos de precisión. Los diseños desarrollados por Panerai en ese momento, incluidos el Luminor y Radiomir, estuvieron cubiertos por la Ley de Secretos Militares durante muchos años y se lanzaron al mercado internacional solo después de que la marca fuera adquirida por Grupo Richemont en 1997. Hoy, Panerai desarrolla y fabrica sus movimientos y relojes en su manufactura de Neuchâtel. Estos últimos son una fusión perfecta del diseño y la historia italiana con la experiencia en relojería suiza. Los relojes Panerai se venden en todo el mundo a través de una red exclusiva de distribuidores y boutiques Panerai.

LA ENCARNACIÓN DE LA EXCELENCIA

Durante más de 150 años, Panerai representa el timón de la precisión y el rendimiento. Esta tradición se ejemplifica en la colección Luna Rossa, que incluye cuatro característicos relojes diseñados para el equipo Luna Rossa Prada Pirelli, el Challenger of Record de la 36.a edición de la Copa América. Es con gran orgullo que Panerai —patrocinador oficial del equipo Luna Rossa Prada Pirelli— elaboró estos relojes, que representan una nueva historia italiana vinculada con el mar, la excelencia y la innovación.